Genial “Estudio y piscina” de este verano.


Cada año nos mejoramos, y quiero agradecer a los monitores, profesores y sacerdotes que han participado de esta actividad de la pastoral vocacional.

Siempre es bueno ver la catequesis desde otro punto de vista. Siempre se bueno oír testimonios vocacionales, incluso de seminaristas de otros lugares, especialmente africanos.

Y siempre es bueno vivir unos días de convivencia con chavales animados a seguir a Jesús y a darle gracias por cuento reciben y son.

Seguiremos en el próximo curso con otras actividades y propuestas que ahora en septiembre os daros a conocer. No olvidéis que el Seminario siempre está cerca de vosotros.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *