Tres sacerdotes para la Misión.


Se adentran tiempos difíciles pero apasionantes ante la llamada que Dios sigue haciendo a jóvenes riojanos. El futuro de nuestras vocaciones pasará por el acompañamiento que adolescentes y jóvenes tengan cerca creyentes de verdad. Ir descubriendo la vocación, sin miedos ni complejos, dependerá en gran medida de un trabajo de catequistas, sacerdotes y laicos en el corazón de las personas que acompañan. Ser cura es muy grande y sabemos que Dios está en este momento llamando especialmente a esta misión de entregarse en nombre de Cristo. Si escuchas su llamada, síguelo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *