Una luz entre los jóvenes que vinieron a las MisionFest.


Aunque el día estaba desapacible y frío, el calor lo pusieron los jóvenes que asistieron el 9 de noviembre al Seminario junto con D Carlos. Oración, música, juegos y hamburguesa fueron una buena mezcla para renovar la alegría de creer en Jesús y darlo a conocer en el mundo de hoy.

Mucho ánimo a tantos chicos y chicas que intentan con su vida hacer misión y dar a conocer a Cristo en medio de sus vidas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *